Patagonia - The Nature's Light

Junio 2018

  Empecé en la fotografía como un hobbie, allá por mediados del 2015 lo que quería en realidad era tomarles fotos a la Luna, al Sol, a los planetas, sobre todo a Saturno. Entonces la idea era montarle un telescopio a la cámara y dedicarme a eso. Siempre me ha fascinado el estudio del Universo y la física. Poco a poco me fui tomando más en serio las cosas, me di cuenta de que no era tan fácil como creía… el f, la velocidad, lente, sensor, el ISO, film, 35 mm, medio formato, 8x10, etc. Muchos detalles que solamente se conocen cuando uno apenas se moja el dedo gordo del pie en las aguas fotográficas.

  La naturaleza es impresionante y de niño siempre andaba metido en potreros, apeando mangos (crecí en Alajuela), y explorando… nos subíamos en los tanques de agua de las urbanizaciones -no sé cómo sobrevivimos jaja-, en fin, conocer distintos lugares siempre ha estado presente en mi forma de vivir. Y por eso, cada vez que puedo, lo hago.

  Cuando ya tuve algún conocimiento en la fotografía me interesé por lugares como Mongolia, sus tribus y paisajes (sigo teniéndolo en mi lista), luego por Europa, el Ártico, el famoso Pacific North West de Estados Unidos, Yosemite, ¿quién no, verdad?. No crean que no quiero ir a todos esos, los haré en un futuro cercano, pero por ahora, ya puedo marcar uno de mi lista: La Patagonia.

  Quienes han ido no me dejarán mentir, Patagonia te enseña el arte de la paciencia como ningún otro lugar. Esto también implica una serie de aspectos imprescindibles en la planificación. No solo del viaje, sino también en la toma de decisiones en el lugar. La Patagonia te puede cambiar el plan en cuestión de minutos y te puede hacer esperar días enteros -hasta 3 o más- sin regalarte nada. Pero cuando lo hace, el sentimiento es abrumador. Vale cada segundo de la espera y hay que aprovecharlo al máximo.

  La aventura patagónica empieza por El Calafate, un pueblo que nos hizo sentir en casa desde el primer minuto -no estoy exagerando-, lleva este nombre debido a un arbusto que da unos frutos comestibles similares a la mora, deliciosos, típicos de la región. Se preparan cientos de recetas con el. Desde este pueblo se pueden accesar varios lugares, entre ellos el Glaciar Perito Moreno. Visita obligatoria si andas por acá; ya cuando ves el Glaciar, sabes que no hay vuelta atrás, La Patagonia ya se apoderó ti. El Glaciar retumba y lo sentía por dentro. Su pared frontal mide unos 60 metros de altura y en algunas zonas sobrepasa los 4 Km de ancho. Es monstruoso. Se considera todavía como un glaciar en equilibrio, ya que su masa es constante a pesar de los desprendimientos en la parte baja.

  Muy cerca de El Calafate se encuentra el hermoso pueblo de El Chaltén, fundado en lo que hoy es el Parque Nacional de los Glaciares, donde se encuentra el Monte Fitz Roy, catalogado como una de las montañas más hermosas del mundo y reto por excelencia de escaladores. El Chaltén es un pueblo realmente joven, se fundó oficialmente el 12 de Octubre de 1985, aunque sus habitantes llevan mucho más tiempo viviendo allí. La decisión de darle reconocimiento al pueblo pasa por un asunto de geopolítica ante los conflictos limítrofes entre Chile y Argentina.

  Este lugar es conocido como la Capital Argentina del Trekking, aquí se puede caminar por la montaña, observar los ríos y lagos con el agua más pura que te puedas imaginar de una forma tranquila y segura. No hay mejor lugar para ello. La forma en la que está organizado el pueblo facilita muchísimo las cosas para el turismo. Es un lugar de cuentos hecho realidad para quienes aman la montaña, el hiking y la fotografía de paisaje.

El Chaltén

  El Monte Fitz Roy fue nombrado así por el Dr. Francisco “Perito” Moreno. Robert Fitz Roy fue el Capitán del barco Beagle, en el cual viajó por Suramérica el Sr. Charles Darwin entre los años de 1831 a 1836. Robert tenía asignada la tarea de cartografiar la costa patagónica en busca de nuevas rutas comerciales. En sus expediciones realizó múltiples mapas de la zona, incluido El Chaltén. El Dr. Moreno acudió a la familia del ya para entonces fallecido Fitz Roy para solicitarles los mapas. Su familia accedió a dárselos bajo la condición de que nombrara al menos uno de los accidentes geográficos de la zona con el nombre de Fitz Roy, y así lo hizo, aunque hoy muchos le han vuelto a llamar El Chaltén, como lo habían bautizado los Tehuelches, bajo el significado de “montaña humeante” debido al constante humo helado que suelta producto del hielo.

  Dentro de El Chaltén y alrededores habitan el Zorro Gris Patagónico y el Carpintero Gigante.

Torres del Paine, Chile.

  Considerado como la octava maravilla del mundo por muchos, este parque al igual que El Chaltén, no puede faltar en la exploración patagónica de todo fotógrafo. Con una extensión de 1,814 Km2 y hermosas especies en sus territorios, incluido el famoso puma concolor, dan ganas de quedarse a fotografiar aquí por meses.

  Puerto Natales es el pueblo más cercano al Parque en territorio chileno. Aquí una foto de su antiguo muelle.

  Uno de los atractivos del Parque es Laguna Amarga, con sus aguas de PH elevado debido a ser un sistema cerrado (sin desagüe) y por la gran cantidad de materiales que trae consigo el agua que desciende del Macizo.

El Cerro Almirante Nieto es uno de los primeros en saludar cerca de la Portería Laguna Amarga. En esta ocasión tuvimos la suerte de observarlo despejado al amanecer.

  Los ñandúes son parte de la fauna del Paine. Aquí uno y al fondo las Torres del Paine.

Ñandú

  El Parque tiene cientos de lagos, pero dentro de sus principales se encuentran Laguna Amarga, el Lago Nordenskjöld y el Lago Pehoé, este último considerado como el corazón del Parque. Cada uno tiene su color distintivo debido a los diferentes materiales llevados por el agua desde las montañas.

La cordillera dentro del Parque comprende el Macizo Paine, conformado por Las Torres, Cuernos del Paine y el Paine Grande.

Sin duda volveré tan pronto como pueda a estos lugares. Esta ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.


Si deseas más información puedes escribir a jeffrodriguezphoto@gmail.com o suscribirte al boletín para recibir todas las noticias sobre próximos talleres y eventos.


Gracias,

Jeff


Powered by SmugMug Log In